×

Lee Ranaldo llega a Rock al Parque con su mezcla de Pink Floyd y The Beatles

El artista y exguitarrista de Sonic Youth se presentará en Rock al Parque.
Publicidad

Hay mucho de Sonic Youth en los álbumes de Lee Ranaldo, o quizás es porque su aporte era fundamental en la banda y, al terminarse en 2011, él se fue con su parte: su voz suave y composiciones sonoras atrevidas.

Por Jhonny R. Quintero // @JhonnyRQuintero . Foto Anna Bogaciovas. 

Electric Trim, su último álbum, es una muestra eso. La crítica dice que es atrevido, e incluso para él mismo es una de sus obras más experimentales, nada parecido a lo que ha hecho antes, ni con Sonic Youth, ni con The Dust, ni como solista. Es una producción compleja, en la que usa distintos sonidos y métodos para crear. El ejemplo más claro de esto último es el uso de un arco de violín que usa con su guitarra eléctrica, lo que produce un sonido que no se podría lograr de otra manera. Estos experimentos no son nuevos, claro. Incluso es una técnica que ya desde Sonic Youth usaban para crear ese ruido que los hizo pioneros del “Noise Rock”. En Moroccan Mountains, por ejemplo, hay un ritmo árabe que atraviesa toda la canción.

Publicidad

Por aproximadamente un año, Ranaldo junto con Raúl Fernandez (productor de este álbum) trabajaron en Echo Canyon West, el estudio de grabación de Sonic Youth, en Hoboken, New Jersey.  Incluso en las letras de este álbum quizo experimentar y trabajó junto con su amigo el novelista Jonathan Lethem  en varias de ellas. “Fue una clase de experimento nuevo, abrir la composición de las letras a la contribución de otro. Ese trabajo todavía sigue” cuenta.

La presentación de Electric Trim en vivo es algo muy diferente a lo que se escucha en el álbum. Él y Raúl Fernández debieron adaptarlo a las tarimas, pues precisamente la gracia del disco está en el uso del estudio y sonidos, en tomarse el tiempo. “El álbum era un trabajo muy específico. Ahora estamos adaptando las canciones para las presentaciones en vivo. Estamos probando una serie de arreglos para el trío. Creo que ya logramos la adaptación perfecta para la banda. Se siente como si esas canciones por fin cobraran vida en términos de presentaciones en vivo.”, aseguró en la entrevista.

Publicidad

Además, Ranaldo procura seguir trabajando como artista visual (formación que recibió en la universidad) y ha venido desarrollando proyectos como documentales y exposiciones de dibujo. Hello Hello Hello, documental sobre el proceso de grabación de Electric Trim es un ejemplo.

Actualmente está trabajando en la composición de un nuevo álbum junto con Raúl Fernández, producción de la que no puede contar mucho porque aún no hay mucho qué decir, solo que tendrá mucho más contenido electrónico. Precisamente, interrumpió su trabajo de composición en Echo Canyon West para atender esta entrevista.

Ha dicho que este es su álbum más experimental ¿cómo fue el proceso de grabación?

Se grabó en diferentes tiempos. Mayormente comenzamos con demos de guitarra acústica que grabé yo. Luego sobre esos demos montamos estructuras y arreglos, casi nunca se trabajó con más de una persona (instrumento) a la vez. Casi todos los instrumentos los grabamos entre Raúl y yo. Los demás músicos se sumaron mucho después, cuando 2/3 del álbum estaban terminados. Duramos meses los dos armando estas canciones.

Publicidad

Este álbum es diferente, no solo a los álbumes anteriores, sino en general, ¿por qué ese salto?

Sí, mucho. Y eso es parte de nuestro trabajo en colaboración. Experimentamos muchísimos más en el estudio de lo que se podría pensar. Solo queremos probar algo nuevo. Pasé muchos años haciendo música con el formato tradicional de una banda, en el que el grupo se aprende una canción y luego la graba. Queríamos hacer algo diferente, que se centrara en el estudio de grabación. Con Electric Trim el toque que queríamos darle es más o menos el de los álbumes de finales de los años 60 en el que las bandas le sacaban el mayor provecho al estudio como herramienta, por ejemplo, Dark Side of the Moon (Pink Floyd), Sgt. Peppers, Revolver (The Beatles), álbumes que no podrían haber sido hechos sin un estudio de grabación, el ambiente que proporciona porque hay muchos músicos y no es la clase de disco que tocas o grabas en un solo intento. Era un reto para mí mismo hacer algo diferente.

Si compara ese método experimental con el tradicional, ¿con cuál se siente más cómodo?

Publicidad

Bueno, eso depende. Por años Sonic Youth fue mi medio principal para grabar y hacer discos, no exclusivamente, pero sí el principal. Era verdaderamente una banda, cuatro personas que trabajan de manera equitativa, todos contribuyen y ayudan a darle forma a la música. Esa es una situación especial. En los discos que hice como solista en la época en que estaba con Sonic Youth, tenía más libertad de hacer varios tipos de cosas. Ahora que Sonic Youth ya no existe, comencé por tener una banda similar y hacer un par de álbumes de manera tradicional. Ahora siento que es más interesante hacer cosas diferentes.

Foto: Laura Tenenbaum. 

La banda en vivo son solo ustedes tres, pero ¿cuántos músicos trabajaron en su versión de estudio?

En la mayoría de las sesiones solo fuimos Raúl y yo, y luego trajimos diferentes músicos para cada canción, de hecho, trabajamos con todos los integrantes de The Dust (antigua banda de Ranaldo), Tim Lüntzel,  Alan Licht y Steve Shelley todos tocan en este álbum. También estuvieron Nels Cline, que es un viejo amigo y colaborador, Sharon Van Etten canta en varias de las canciones. Pero fueron más las ocasiones en las que Raúl y yo compusimos y armamos las canciones, y luego trajimos a varios artistas que proponíamos dependiendo de cada canción.

Publicidad

¿El álbum está grabando por estos días también es igual de experimental?

Todavía no hay mucho qué contar pero va a ser muy diferente a Electric Trim. Va a tener mucho más contenido electrónico. No puedo contarte mucho porque yo no sé mucho todavía de cómo va a terminar esto. Electric Trim fue algo muy especial y un álbum que amé hacer, fue muy denso con los instrumentos musicales que utilizamos, pero entre Raúl y yo decidimos que el siguiente trabajo sería muy distinto, decidimos hacer algo más abierto.

Uno escucha la radio y todo parece lo mismo ¿cree que el mundo musical necesita más de esta clase de álbumes experimentales?

Si hablamos solo de Rock y Pop es limitar lo que se escucha en la radio. Hay muchos experimentos musicales haciéndose en este momento, especialmente en el Hip Hop o en el R&B. El Rock todavía gira alrededor de grabaciones hechas por las bandas y cosas así.

Publicidad

Foto Anna Bogaciovas.

¿Le es posible dejar de comparar las nuevas bandas de rock con todo el sonido de las bandas de rock de los 80 y 90?

Creo que si uno escucha nuevas bandas y suenan como las de antes, mi sentimiento es que preferiría escuchar a las bandas de antes. Pero siempre hay grupos haciendo cosas nuevas. No es para nada interesante escuchar músicos contemporáneos que quieren sonar como músicos de antes. Es como escuchar una banda de punk moderna, yo preferiría escuchar  a Sex Pistols o The Clash que a una banda de ahora intentando ser como ellos.

¿Cree que con Sonic Youth influenciaron a las bandas que escuchamos hoy en día?

Sí, claro. Creo que influenciamos a otras bandas como Pixies o Nirvana y otras bandas de la época. La gente todavía se me acerca y me dice lo que significó nuestra música para ellos. Sí siento que tuvimos un impacto.

Todavía tenemos un estudio y muchos archivos de 30 años de Sonic Youth. Aún intentamos lanzar nueva música cada vez que podemos. En orden de sacar música de la banda que nunca antes vio la luz, tenemos muchos vídeos y audios, pero no tenemos a alguien dedicado 100% a ese trabajo. Los cuatro estamos muy ocupados en este momento. En octubre se acerca el 30 aniversario de Daydream Nation y hay mucho material por escuchar y ver.

Publicidad