×

Ir a un concierto cada dos semanas le puede sumar 9 años de vida

Confirmado: ir a un concierto es mucho más saludable que esas clases de yoga
Publicidad

Según un estudio liderado por O2 y Patrick Fagan, experto en ciencias del comportamiento y profesor adjunto en la Universidad de Goldsmiths (ya comprobamos que SÍ existen el experto y la universidad), ir regularmente a conciertos puede aumentar la expectativa de vida hasta nueve años.

A pesar de lo tumultuosa que puede ser la situación, tiene sentido que el júbilo que nos produce ver a nuestras bandas preferidas en vivo sea tan saludable como un batido verde o esas clases de yoga y meditación que tanto cuestan.

Según los investigadores (repetimos: no es una investigación fake), la lógica de su conclusión es que la música en vivo nos aumenta el sentimiento de autoestima, la cercanía con los demás y, en especial, provoca una estimulación mental esencial para tener una sensación de bienestar. En términos académicos: hay una “correlación positiva entre la regularidad de asistencia y bienestar”. Suena convincente, sobre todo si tenemos en cuenta la aparente inmortalidad, por ejemplo, de los Rolling Stones.

Publicidad

(Le recomendamos leer también: Así se hizo la curaduría de la programación de Rock al Parque 2018)

Ese concepto al que los científicos sociales llaman “bienestar” fue medido usando pruebas psicométricas y pruebas de frecuencia cardiaca. El estudio dice que, con apenas 20 minutos de vivir la experiencia de un concierto, hay un incremento del 21% en esa sensación de bienestar. La formulación es clara para alcanzar un nivel óptimo: un concierto cada dos semanas es suficiente para tener “satisfacción, productividad y autoestima al más alto nivel".

Obviando el pequeño sesgo en la investigación que puede tener que la empresa O2 sea dueña de una arena multitudinaria en Londres, podríamos decir que era el estudio que estábamos esperando para alegar razones de salud cuando queramos capar algún aburrido evento social por ir a un concierto.

Publicidad