×

¿Por qué Demi Lovato seguirá siendo inspiradora a pesar de su recaída?

Ha demostrado que las estrellas de Disney pueden ser todo, menos perfectas
Publicidad

Alcohol, conciertos, drogas, programas de televisión y desórdenes alimenticios han sido el pan de cada día de Demi Lovato en los últimos 13 años de su vida. La mayoría se quedó con la imagen de la tierna, amable y sonriente Mitchie Torres, su personaje en la película de Disney Channel Camp Rock, que la catapultó en el mundo del entretenimiento. Ella podría callar y negarlo todo, pero quiso empezar a mostrar una imagen diferente, transparente y más real.

Por: Sebastián Peña - @SebasNews

Muchos creían que Demi Lovato tenía una vida perfecta porque empezó su carrera a temprana edad en Barney y sus amigos, porque Disney la fichó y la hizo una de sus grandes estrellas haciéndole dos series y una película o porque tiene una voz poderosa y un talento innegable. Pero no, la cantante de 25 años ha tenido "una vida de mierda", como ella lo ha dicho, que la ha llevado al punto de querer suicidarse.

Trabaja en televisión desde los 8 años y 7 años más tarde, a los 15, no tenía tiempo ni para dormir por estar en un set de televisión, ensayando para su gira de conciertos, ofreciendo entrevistas y escribiendo canciones para terminar a tiempo sus discos. Todo esto creó una crisis en esa  mujer que nunca pudo disfrutar ser niña ni adolescente.

Publicidad

¿Por qué decir que es una ídola si ha tenido repetidas crisis con las drogas?

Ella conoce sus problemas, no intenta ocultarlos, sabe lo que implica su voz para miles de jóvenes y adolescentes en el mundo y ha usado su influencia para darle visibilidad a problemáticas importantes como las enfermedades mentales, el bullying, desórdenes alimenticios y adicción a las drogas. Dijo adiós a su imagen perfecta de niña Disney para demostrarnos que la depresión es una enfermedad real que puede padecer cualquier persona, por más fama y reconocimiento que tenga

En el documental Simply Complicated, realizado por Youtube, el ídolo juvenil de miles de niños confesó que probablemente su problema con el alcohol y la cocaína empezó cuando veía que su padre biológico tenía adicciones que lo hicieron abandonar a su familia. Cuando Demi consumió por primera vez lo hizo para tratar de sentir lo que su papá sentía cuando se drogaba. El gran problema es que le quedó gustando. 

“La primera vez que probé cocaína, tenía 17, estaba en Disney Channel. Estaba con algunos amigos, tenía miedo porque mi mamá me había dicho que mi corazón estallaría si lo probaba, pero igual lo hice y lo amé".

Publicidad

A pesar de estar rodeada de cientos de personas y de recibir el amor de sus miles de fanáticos, se sentía completamente sola. Encontraba refugio en las sustancias que consumía y que la hacían sentir en otra dimensión. Demi tiene una sonrisa abrumadora y un sentido del humor único que haría pensar a muchos que está teniendo el mejor momento de su vida, pero no es así. Desde pequeña le hicieron matoneo en el colegio por ser una niña cachetona, inclusive una vez una compañera suya realizó una petición firmada por muchos de sus compañeros de clase para que se suicidara.

"Era depresiva desde muy pequeña, fascinada con la muerte y preguntándome cómo sería tener un funeral. Nunca entendí por qué era tan oscura"

La cantante no ha tenido ningún problema en mostrar los problemas que la han llevado al límite y, cree, que su voz sirve para ayudar a otras personas que están pasando por situaciones similares.  Demi siempre quiso pertenecer al mundo del espectáculo y una de las personas que más admiraba era Amy Winehouse, aún en su etapa más oscura, por su capacidad de expresar las cosas tormentosas que vivía a través de la música

Publicidad

Demi no tiene miedo de lo que opinen de ella y en el documental se describe como una manipuladora que hacia lo que fuera para poder drogarse y ocultárselo a su familia y equipo de trabajo.  En ese punto le importaba un pito su carrera, pero aun así seguía cantando y ofreciendo entrevistas. Una relación de amor y odio con lo que estaba haciendo.

En ese documental Demi quería mostrarle al mundo y, tal vez, mentirse a ella misma que tenía bajo control su problema con las drogas. Lastimosamente el 24 de julio de 2018 se conoció que la cantante había sido hospitalizada de urgencias por una posible sobredosis de heroína. Por fortuna, luego del tratamiento despertó y está consciente. Dos días antes de su recaída ofreció un concierto en California en el que no dejaba rastros de una posible depresión.

Un mes antes de ser internada en el hospital, Demi lanzó la canción Sober en la que muestra cómo la soledad la afecta y precisamente el estar sola es lo que la lleva a buscar compañía en las drogas. Ella no solo quiere salvarse, sino salvar a otros, por eso ha sido tan abierta con sus problemas del pasado y con los problemas del presente. Por eso seguimos creyendo que Demi es un personaje inspirador. Porque sabe que un verdadero modelo a seguir no es quien nunca se equivoca, sino quien aprende de sus errores. Porque sabe que mostrar vulnerabilidad no es sinónimo de debilidad. 

Publicidad

No busca que sus fans imiten su estilo de vida, pero seguramente muchas personas han logrado ver una luz gracias a los temas que Demi ha querido tocar y hacer reales. Y la amamos por eso. 

Publicidad