×

¡No más prejuicios contra las personas tatuadas!

Pleno 2018 y todavía hay quienes creen "inferiores" a los tatuados.
Publicidad

Con todos los derechos que hemos alcanzado y los estereotipos que hemos derrumbado, parece inverosímil que sigamos con prejuicios sobre las personas tatuadas. Pero por más raro que suene, es cierto. Hoy causó polémica en redes un documento de la Policía Nacional de Colombia sobre los tatuajes en sus miembros. Según este texto, el arte corporal representa drogadicción, vagancia y libertinaje. Incluso afirmaba que los uniformados tatuados podían ser "inferiroes" o "inaceptables". 

Por Paula Ricciulli // @ricciup 

Como respuesta, varios usuarios en redes sociales han decidido publicar fotos de sus tatuajes para demostrar que no son ningunos "vagos". 

Los tatuajes han existido durante buena parte de nuestra historia en muchas civilizaciones, así que ¿de dónde vienen los prejuicios negativos con las personas tatuadas? En la Edad Media, el Papa Adriano prohibió en Europa toda forma de tatuaje. Eran sacrilegio, pues representaban un intento por modificar el cuerpo que Dios nos dio. 

Publicidad

En el siglo XVIII, el navegante inglés James Cook hizo varias expediciones por el Pacífico y trajo al viejo continente el tatuaje polinesio, uno de los estilos más apreciados. Esto fue un gran escándalo, y muchos asociaron el tatuaje con algo "primitivo" y "salvaje", toda una ofensa a las "buenas costumbres" occidentales. 

Los tatuajes más desastrosos que se han hecho por amor. 

Aunque ya han pasado varios siglos, siguen los mismos estereotipos, como que los tatuajes "no son profesionales". Lo que muchos no saben es que grandes líderes mundiales a lo largo de la historia como Theodore Roosevelt, Andrew Jackson (el del billete de 20 dólares), Winston Churchill, y hasta el archiduque de Austria Francisco Fernando tuvieron tatuajes.

Incluso la CIA aclara que es un mito que sus empleados no puedan tener tatuajes. "No tienes que saber bailar tango o verte bien en smoking para estar en la CIA. Los empleados de la CIA son tan diversos como la nación a la que protegemos", dice su página web. Si a la CIA no le importa el arte corporal de sus miembros, ¿Por qué debería preocuparse la Policía de Colombia? 

Publicidad

¿Se dejaría tatuar por un niño de 13 años? Conozca el arte de Ezrah Dormon

Otro estereotipo absurdo sobre los tatuajes es que son de "criminales". ¿Pero acaso cómo se ve un criminal? ¿Todos lucen iguales? Recordemos a Samuel Moreno y a los Nule, personajes con una apariencia "divinamente" que, aún así, fueron culpables de uno de los mayores desfalcos a la ciudad. 

50 chicas y 'manes' tatuados en la Convención internacional de Bogotá. 

Y ni hablar si se trata de una mujer tatuada, que tiene que escuchar que los tatuajes "no son femeninos" o que son "de puta". ¿Desde cuando un dibujo en la piel tiene que ver con la sexualidad de una persona? 

Los prejuicios de los tatuajes son solo un episodio de nuestra obsesión constante por juzgar y fiscalizar los cuerpos de otros. "Estás como gordo", "Tienes el pelo muy largo", "¿Por qué te vistes así?" "¿Por qué te maquillas tanto?" o "¿Por qué no te maquillas?" son preguntas que estamos acostumbrados a escuchar (y hacer).

Publicidad

Vivimos pendientes de las decisiones que otros toman con sus cuerpos, como si nos afectaran directamente. Solemos quejarnos de los altos estándares de belleza, mientras al mismo tiempo, juzgamos a quienes quieren expresarse con su cuerpo verse diferentes. 

El tatuaje es un arte milenario y hoy sabemos que un verdadero artista del tatuaje requiere de mucha experiencia, talento y técnica para crear obras únicas. Las personas con tatuajes no son ni drogadictos, ni vagos. Simplemente buscan una pieza de arte en sus cuerpos que los represente (o simplemente algo que se vea bonito y ya). No pretenden molestar a nadie con una decisión personal que solo afecta a ellos. ¿Cuál es el crimen ahí? 

Publicidad