×

¿La luna llena pone "ganosas" a las mujeres?

No es cuento de las abuelas.
Publicidad

El 28 de junio tuvimos luna llena y su efecto afrodisíaco en las mujeres se seguirá sintiendo por un par de días más.  Seguro no soy la única a la que le ha pasado que durante ciertos días del mes tengo muchas más ganas de tener sexo.

Por Trilce Ortiz // @trilceo

No fue sino hasta que me puse a hacer una investigación exhaustiva sobre la relación e influencia de la luna en el ciclo femenino que me di cuenta que mi estado de “arrechera” coincidía, al mejor estilo de Shaki’s “She Wolf”, con la luna llena.

Por siglos, muchas culturas alrededor del mundo han explorado la relación entre el ciclo lunar y el femenino, partiendo del hecho de que ambos duran 28 días (en el caso de las mujeres, este puede ser más o menos largo). Por ejemplo la tribu Botocudo, del este de África, venera la luna llena como “la que le da virilidad al hombre y fertilidad a la mujer”. Incluso muchas tribus africanas, los esquimales de Alaska y nativos australianos creen que tener sexo durante la luna llena asegura un embarazo. Según la educadora sexual Isis Tijaro, es la desconexión con la naturaleza lo que nos ha alejado del conocimiento ancestral de la influencia de la luna en los ciclos femeninos.

Publicidad

En el libro Luna Roja, la escritora Miranda Gray explica que aunque es durante la luna menguante que las mujeres se vuelven “putas” y se abren a la posibilidad de ensayar nuevas posiciones y juegos, es durante la luna llena, o fase de “madres”, que las mujeres ovulan y por lo tanto, tienen mayor deseo sexual.

Más allá de las creencias de ciertas tribus, resulta que varios estudios científicos soportan la teoría de Gray. De acuerdo con el estudio ginecológico “The regulation of menstrual cycle and its relationship to the moon” , realizado con 826 mujeres voluntarias entre 16 y 25 años con ciclos regulares, la mayoría de ellas ovularon durante la luna llena.

También es durante la luna llena que las mujeres producen mayores cantidades de testosterona, la hormona “masculina” por excelencia, cuya principal función es alimentar el apetito sexual. Además durante esta fase de la luna las mujeres nos ponemos más “buenas”, como explica un estudio publicado en el 2012 el diario Hormones and Behavior, gracias al incremento en la producción de estrógeno, que hace que nuestro pelo y piel brillen, andamos por ahí acaparando la pista de baile con movimientos de cadera y, según los hombres del estudio, oliendo particularmente delicioso e incluso hablando con un tono irresistible.

Publicidad

Otras que se alborotan con la luna llena son las feromonas, estas sustancias químicas que el cuerpo libera para lograr atraer a posibles parejas (la base del instinto animal). A la ovulación durante la luna llena se le conoce como “ciclo de la luna blanca”, mientras que las mujeres que ovulan en luna nueva hacen parte del “ciclo de la luna roja”. Para las que están dentro del grupo de las primeras, este es sin duda el tiempo ideal para gozar de un sexo delicioso, pero OJO, también es el momento en que está más propensa a quedar embarazada, así que a disfrutar con cuidado si no está buscando cambiar pañales en su futuro cercano.

Publicidad