×

Conclusiones mundialistas para reflexionar mientras vuelve el fútbol

Después de la tusa, hay que reflexionar. ¿Por qué se acabó? ¿Qué aprendimos de él? ¿Cuándo va a volver el fútbol?
Publicidad

Se acabó el Mundial y la tusa está jodida. Por eso, cual despechados, nos pusimos en la tarea de rescatar lo bonito y aceptar lo feo. Estas son las conclusiones que nos dejó Rusia 2018.

Por: Martín Lleras Jacobsen (@martinlleja) // Hablaelbalón

Que las máquinas nos van a conquistar

Se lloró mucho por el tema del VAR y nos dejó calladitos. La tecnología hizo que el arbitraje fuera más justo y, aunque dejó claro que necesita mejoras y abrió nuevas discusiones, toca reconocer que fue un acierto grande.

Lastimosamente, el peor arbitraje de toda la Copa fue el de Geiger en el Inglaterra-Colombia, pero, por favor, deje de ser tan colombiche y pare con el cuento chimbo de que nos robaron.

Que las maldiciones sí existen

Desde 2010 el campeón defensor ha caído eliminado en grupos. Esta vez fue Alemania. México ha caído eliminado siete veces seguidas en octavos y su verdugo nunca ha logrado ser campeón: Brasil. El Balón de Oro del Mundial no lo gana un jugador campeón del mundo desde 1998. Esta vez fue Modric, que perdió en la final. 

Publicidad

Lo de Suramérica es una gran falacia

Nos creemos los muy chachos. Dizque tenemos la eliminatoria más jodida. Que Messi, que James, que bla bla bla. Pero miremos: el último campeón suramericano fue Brasil y toca volver hasta 1986 — o sea 32 años— para encontrar a un equipo suramericano diferente a Brasil que haya salido campeón. El mito vive de los brazukas y eso, porque hace rato no pasa nada con ellos.

Que Guardiola ya pasó de moda

Una manía esa de darle mérito a Guardiola por todo. España 2010: “Guardiola tuvo mucho que ver”. Alemania 2014: “Sin Guardiola esto no hubiera sido posible”. Y entonces todo el mundo dijo que, como Pep está entrenando en Inglaterra, los ingleses se lo iban a ganar. Y no. Chupen. Salió campeón un equipo anti-estético, físico, tacaño y contragolpeador. Allez les Bleus.

Que Neymar es un meme

Aunque no lo crea, el jugador que más se desvalorizó en Rusia 2018 no fue la ‘Roca’ Sánchez. A ‘Ney’ le fue peor. Llegó al Mundial como el llamado a devolverle la gloria a Brasil y se fue con más memes que goles. Sus exageraciones caricaturescas lo dejaron en ridículo y hoy se habla más de eso que del jugadorazo que es.

Publicidad

Que los colombianos somos indomables en redes

El Mundial no llevaba ni una semana y Colombia ya comenzaba a batir récords: el escándalo tonto del trago en los binóculos, un troglodita machista dándoselas del chistosito con unas japonesas y la ‘Epa Colombia’ bañándose en la fuente del Louvre… ¿Dónde nos escondemos? 

Que Messi es más frío que el hielo

El talento de Lionel habla por sí solo. Con un balón en los pies es el mejor de todos. Pero… cuando no le llega redonda y toca poner un poco más, cuando toca poner “huevo y corazón”, Messi mira al piso y se desentiende. Los que lo defendían a muerte se tienen que tragar ese sapo.

Que Modric es el prohombre

Este es cliché, pero no por cliché podemos dejarlo por fuera. Luka fue la sensación del Mundial. Por su infancia trágica contaminada por las desventuras de la guerra, por su humildad, por su talento descomunal y por meter más que Kanté en esteroides, Modric fue el héroe de Rusia.

Que Pékerman es amarrete

Publicidad

Esta nos la habían dicho los argentinos, pero nos negábamos a creer; y duele porque al cucho lo amamos. Pero lo del partido con Inglaterra fue francamente tacaño. Nadie se acuerda de esto porque la prórroga y los penales lo taparon, pero con el 1-0 abajo, quedándonos por fuera, ‘Pek’ demoró el cambio de Mateus hasta el minuto 80 y metió a Muriel al 87.

Que Inglaterra la tiene adentro

Muy elegantes, muy “llegó la hora del té” y su acento refinado. Bah. Inglaterra, y en especial la prensa sensacionalista, se rajó. De principio a fin fue una nación arrogante, con una selección tacaña que subestimó a todos sus rivales y que terminó pagando el precio. De nosotros se burlaron por nuestra ya trillada y aburrida relación con la cocaína (de verdad, hace como 10 años dejó de ser chistoso o relevante) y a los croatas los ilustraron como si fueran unos zorrillos.

Que Mina vuela alto

Lo de Colombia en el Mundial fue todo menos satisfactorio. Colectivamente fuimos un desastre y estuvimos muy por debajo de lo mostrado en 2014. Si no fuera por el metro noventa y seis que mide este señor, habríamos muerto en grupos. Senegal nos superó e Inglaterra, con muy poco, también.

Publicidad

Gracias, Yerry y agárrate, Real Madrid.

Que Juanfer Quintero es el puto amo

El “Gordito” se salió de la caja y demostró que, además de regguetonero, puede ser un pedazo de futbolista. Después de Mina, fue el mejor de Colombia y ahora dizque suena para el Real Madrid (Jua jua jua). Dolió ver lo solo que lo dejó Pékerman en el partido de la muerte. Él tenía el talento para reemplazar a James, el problema fue que no le dieron la confianza.

Publicidad