×

Lecciones de cine, racismo y activismo con Camila Moraes 

"Todo el tiempo soy víctima de racismo"
Publicidad

Cuando le preguntamos a la cineasta Camila Moraes si había sido víctima del racismo alguna vez nos dijo “todo el tiempo”. Esta periodista y realizadora audiovisual brasileña dirigió el documental El caso del hombre equivocado, sobre el asesinato de un hombre negro a manos de la Policía en 1987. 

El documental de Camila se estrenó en cines brasileños solo una semana después del homicidio de la activista y concejal Marielle Franco, quien dedicó su vida a denunciar la injusticia y el abuso policial en los barrios más pobres de Rio de Janeiro. Su caso se conoció en todo el mundo y permitió visibilizar la violencia y el racismo que existe en Brasil. Se estima que más de 23.000 negros entre 15 y 29 años mueren en cada año en este país.  

Camila viene de una familia vinculada al mundo audiovisual. Su madre, Vera Lopes, es actriz y su padre, Paulo Ricardo de Moraes, es escritor y guionista. Además de El caso del hombre equivocado, dirigió el cortometraje La Escritura de Su Cuerpo, sobre la cuestión de identidad racial y de género por medio de la poesía. Es editora jefe de la Acho Digno, medio digital sobre temática negra. Hablamos con ella y aprendimos varias lecciones de cine, racismo y activismo. 

Publicidad

Sobre la presencia constante del racismo 

Todo el tiempo soy víctima de racismo: Desde que me levanto y respiro. Cuando soy invitada de honor de un festival de cine, por ejemplo, al llegar a la recepción del hotel, soy la única que sufre por consecuencias racistas: me piden la tarjeta de crédito como garantía y no se la piden a ningún otro. En todo momento el sistema racista sobresale y voy a sufrir de discriminación en el proceso. 

Sobre el poder del cine para denunciar 

Creo que podemos contribuir en todas las áreas para combatir el racismo. En el caso de lo audiovisual, creo que es un medio mucho más accesible para la población. Si tenemos el poder de contar otras historias, con otras miradas, es necesario aprovechar esos espacios para posicionarnos si queremos mayor representatividad negra. El cine puede (y debe) dar voz a quienes tradicionalmente no la han tenido. La comunidad negra es mayoría aquí en Brasil y no es representada como se merece. Necesitamos cambiar esa óptica y mostrar otras narrativas. 

Sobre el racismo en el cine brasileño 

El racismo es algo estructural, complejo, y difícil de entender. Tenemos películas que evidencian el racismo, como La negación de Brasil (Joelzito Araujo) , El dia que Dorival se enfrentó a la guardia (Jorge Furtado), o El caso del hombre errado. Todos son filmes que buscan generar debate alrededor de la raza. Así como éstos, existen muchos otros en estas temáticas que no tienen espacio para presentar sus producciones precisamente por cuestiones raciales. El racismo actúa en todos los aspectos: desde no seleccionarte en festivales de fine a ni siquiera pensar que tu película es interesante para pasar en una sala comercial. 

Publicidad

Sobre cómo se puede combatir el racismo 

Algunas medidas al respecto ya han sido anunciadas. Ya vendrán leyes, y necesitamos que realmente se cumplan para buscar soluciones al racismo. 
Esta cuestión necesita ser debatida con toda la sociedad: negros, blancos e indios. Todos deben estar dispuestos a cambiar, a combatir esas desigualdades raciales y sociales, que alcanzan siempre a las personas negras. 

Sobre movimientos como Black Lives Matter

Los considero extremadamente importantes. Necesitamos mantenernos vivos y decir que nuestras vidas importan y que resistimos hasta hoy. Por más que maten a uno de nosotros, los familiares permanecen vivos para contar con dignidad la vida de esa persona. Estamos vivos y vamos a permanecer así, por más que el sistema racista nos intente aniquilar. 

Publicidad