×

Lookbook: fashion callejero a la vuelta de un clic

Publicidad

La calle, situaciones cotidianas, el ánimo polvoriento y kitsch que exhala la ciudad se han convertido en grandes fuentes de inspiración para la moda. Las famosas Dr Martin, los sombreros Fedora, la siempre icónica camiseta de I(Corazón)NY o los irremplazables jeans pasaron, en sus inicios, de ser prendas de uso cotidiano y corriente a excelsos visitantes de las más grandes pasarelas del mundo y en la caballo de batalla de diseñadores como Tommy Hilfiger o Michael Kors.

La moda no tiene una función más extensa que la de ser replicante de la mente de unos cuantos, que observando el mundo, lo plasman en telas a las que les han dicho la manera en que deben hablarnos y hacernos sentir; sin embargo, y como en un cierto acto luterano, las personas del diario, aquellos tan normales como usted que lee este artículo han clavado sus propias leyes en el armario y como un acto de desobediencia y trasgresión, a una cierta norma tácita que nos quiere hacer lucir iguales, han decidido generar su propio estilo.

En el marco de la octava edición del Círculo de la Moda de Bogotá, uno de los eventos, respecto a este tema, más importante del país, que se llevará a cabo entre el 17 y 20 de febrero queremos recomendarles un sitio web en el que lo cotidiano se viste de terciopelo y magentas, en el que los trapos de la cocina pueden darle un buen toque a un vestido de corte inglés y en el que las botas corean con fuerzas “one of these days these boots are gonna walk all over you”.

Este portal es entendido por algunos como unbook fashionista, pero cabe destacar, que no es tan masivo, su idea no es hacer amigos, ni postear su foto con borrachos, por lo tanto, lo único que comparte con este popular sitio será aquello del “book” en su dirección electrónica. www.lookbook.nu, es una página llevada a cabo por un pareja de californianos quienes en búsqueda de nuevas tendencias y trajes para sus roperos decidieron crear una comunidad virtual en la que la gente alrededor del mundo se tomara una foto mostrando su look diario.

“An international social experiment in style” algo así como un experimento internacional en estilo, en el que el saco bombacho de una taiwanesa y las botas puntadas de un parisino podrían convertirse en referentes e inspiración para un argentino que los combina en una pinta divertida. Este sitio, con un cierto aire fascista. Teniendo como muestra su interminable página de inicio, en la que foto tras foto las mujeres se hacen más bellas y los hombres más prolijos no acepta que cualquiera haga parte del mismo. Es necesario entonces, que usted se contacte con los administradores de tan “glamuroso” portal para que su foto y su atuendo se exhiban en el mismo.

Publicidad

Aquí la cosa no se trata de tener la mayor cantidad de amigos sino, de construir una reputación como un chico o una chica con estilo. Para tal propósito los desarrolladores de este “Olimpo” de prendas y vestimentas han diseñado algo llamado Hype, un término que podría ser similar a “darle bombo” o “promover” una pinta determinada considerada por los demás como de alto valor estético. La gente que mayor número de hypes consigue logra aparecer en el front page de dicho portal, mostrándose a sí mismos como el último graznido de la moda para un día cualquiera.

“I´m feeling pretty lips” o “mad about a boy”son algunas de las descripciones que la gente hace de sus fotografías, imágenes que retratan el espíritu de otras regiones y los colores de otras latitudes que impregnan de un mood particular aquellos ropajes que encima llevan puestos.

“We are our work, and our work is our life. We don´t design, we live” dice As Four uno de los colectivos de moda más representativos de la escena neoyorquina en la actualidad, quienes con estas palabaras podrían dejar en claro que el estilo y el diseño no son normativas y pautas reglamentarias sino, que es algo que se construye y cobra forma en tanto lo cotidiano, lo desprevenido e incluso lo descabellado lo intervienen. Así que tome su camisetas, los abrigos de su mamá, los zapatos vintage de su padre y la bufanda peluda que tiene su hermana para construír una pinta que le genere multiples sensaciones desde comodidad, elegancia, arrogancia o quizás un tanto de ignorancia, y salga a mostarlas a la calle, puestas sobre su cuerpo sin sentir pena por apremiar lo distinto.

Publicidad