×

Bradley Cooper soñaba con ser ninja para comprender los misterios de la vida

Publicidad

El popular actor de la película 'El lado bueno de las cosas'tenía muy claro cuando niño que su deseo era entrenarse en el antiguoarte japonés del ninjitsu, para lo que rogaba a su padre que le enviara allejano Oriente con el fin de descubrir todos los misterios de los antiguosclanes ninjas. Un sueño que no se asemeja en nada a la condición de estrella decine que el intérprete ha alcanzado a sus 38 años de edad.

"Tenía la impresión de que los ninjas comprendíanbastante bien el significado de la vida y la muerte, y fue por ello que lerogué a mi padre que me enviara a Japón hasta que cumpliera los 21 años. Asípodría entrenarme para convertirme en todo un ninja", confesó la estrellaa la revista Details.

Después de que el artista superara esta etapa en la que serun ninja era su mayor aspiración pasó a obsesionarse con los soldados y aintentar que sus padres le alistaran a una academia militar. Una aspiracióndiferente, pero que tenía, sin embargo, la misma razón de ser.

"Le imploraba a mi padre que me enviara a la academiamilitar Forge Valley, porque había encontrado el número de teléfono en lasPáginas Amarillas. Pero me dijo que no. Estaba obsesionado con los soldados yquería ser uno de ellos. De niño tenía miedo a morir. No sentía ansiedad ninada parecido, sino que quería llegar a comprender lo que suponía la muerte.Estaba empeñado en comprender la mortalidad", se sinceró el popular actor.

Publicidad